Delfina Pignatiello no tiene techo


            Delfina Pignatiello no tiene techo
La nadadora ya está en la historia grande del deporte argentino. Anoche ganó su tercer oro en Lima. Si Delfina Pignatiello tuviera un superpoder, querría ser invisible. Lo que tiene es un talento que no la hace superpoderosa pero sí invencible. Al menos en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, donde ganó todo lo que vino a buscar: los 400, los 800 y los 1.500 metros libre. Y con esa prueba, en 16m16s54, cerró anoche su participación para convertirse, con sólo 19 años, en la primera nadadora argentina en ganar tres oros en la cita. La oriunda de San Isidro superó la gesta de Ana María Schultz (200 y 400 libre) en 1951.