ampliar
El hombre detenido ayer, acusado de haber asesinado de 12 puñaladas el miércoles a su ex pareja Maira Belén Morán, en la localidad de bonaerense de Manzanares en el partido de Pilar, se negó a declarar ante la fiscal de la causa, informaron hoy fuentes judiciales.
El imputado Alberto Sebastián Moreno (26) fue indagado en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Pilar por la fiscal titular, Carolina Carballido, quien hoy tomó la causa luego de la feria judicial.
Moreno se negó a declarar aconsejado por su defensa oficial y la fiscal dispuso que continúe detenido en el penal de Melchor Romero del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).
El acusado quedó imputado de "homicidio doblemente agravado por el vínculo y femicidio" y por la "desobediencia" de la restricción perimetral que tenía respecto a Morán que le prohibía acercársele a ella a menos de 500 metros, delitos por los que podría ser condenado a prisión perpetua.
Si bien en la indagatoria estuvo orientado en tiempo y espacio, Carballido además dispuso que en los próximos días Moreno sea sometido a pericias psiquiátricas y psicológicas.
Esos estudios determinarán si el imputado padece o no algún tipo de patología que lo haga inimputable o si, por el contrario, revelan una personalidad psicopática capaz de cometer un femicidio como del que se lo acusa.
Varios investigadores policiales que tomaron contacto con el sospechoso desde que fue detenido la madrugada de ayer en Pilar indicaron que Moreno estaba como "ido" o "perdido", aunque lo relacionaron a los casi cuatro días que estuvo vagando a la intemperie mientras estuvo prófugo.
En tanto, voceros judiciales indicaron a Télam que hoy el abogado Esteban Ahumada Aguilar se presentó en la causa para representar a la familia de la víctima como particular damnificada.
Moreno fue apresado a las 0.30 de ayer, en las calles Zeballos y Mansilla, del barrio Villa Verde de Pilar, a pocas cuadras de la estación ferroviaria de la línea Urquiza, en dicho partido del norte del conurbano.
Según las fuentes, personal del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de Pilar que recorría la zona sospechó de un hombre que iba solo, vestido con un buzo con capucha y que al advertir la presencia policial comenzó a correr.
Tras una breve persecución, los efectivos, con el apoyo de la comisaría 1ra. local, apresaron al hombre y determinaron que se trataba de Moreno, quien tenía la barba crecida, el cabello sucio y se había cambiado la ropa con la que había sido visto el día que fue asesinada Morán.
En poder del acusado se halló su documento de identidad por lo que rápidamente se acreditó que era la persona buscada por la Policía y la Justicia desde hacía cuatro días.
El femicidio de Morán (23) fue cometido el miércoles, alrededor de las 9.30, cuando la víctima salió de la casa de su madre para ir a hacer un trámite en el marco de la denuncia contra Moreno y éste la encontró en el cruce de las calles Río Orinoco y Rodolfo de la Colina, de Manzanares, partido de Pilar.
Según lo declarado por testigos, el imputado corrió a la joven, la alcanzó y comenzó a atacarla con un cuchillo y a golpearle la cabeza contra el suelo, tras lo cual, huyó con el arma blanca ensangrentada.
La autopsia determinó luego que la víctima murió de 12 heridas punzocortantes y que la lesión homicida fue un degüello que se extendió 12 centímetros desde la línea media del cuello a su lateral izquierdo.
Los investigadores encontraron en la cartera de Morán la última orden de restricción de acercamiento que la joven había logrado obtener en el Juzgado de Familia 1 de Pilar para que Moreno no pudiera a estar a menos de 500 metros de ella.
La pareja hacía cuatro años que se había iniciado, tenían una hija en común y un pasado con varias denuncias por violencia de género.
Read more

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.