El hecho ocurrió el miércoles último en Humberto 1ro. y Las Calandrias, de la localidad de Solano, en ese partido del sur del conurbano, y la víctima fue identificada como la oficial de la policía bonaerense María Belén González (23), quien esta mañana permanecía internada en gravísimo estado en una clínica porteña.
En el mismo episodio también fue atropellada una tía de la mujer policía, aunque en este caso sufrió heridas más leves pero también permanece internada con pronóstico reservado.
Esta mañana, el jefe de la Policía bonaerense, Hugo Matzkin, calificó a la mujer policía como una "héroe" y dijo que los delincuentes actuaron "con un total desprecio por la vida".
Según las fuentes, todo comenzó cuando la oficial de la policía bonaerense se hallaba acompañada por su tía y regresaba a su casa, aún vestida con su uniforme reglamentario, luego de prestar servicios en el Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de Avellaneda.
En ese momento, un auto Volkswagen Gol Trend de color gris oscuro con dos hombres a bordo las atropelló y detuvo su marcha unos metros más adelante.
"Las mujeres quedaron tiradas en el piso. La oficial quedó sobre la calle y su tía sobre una zanja, a pocos metros de distancia", dijo un jefe policial a Télam.
Pero los delincuentes retrocedieron con el vehículo y volvieron a pasar por encima del cuerpo de González.
Luego, uno de los ocupantes del auto descendió del vehículo y le sustrajo su arma reglamentaria, tras lo cual volvió a subir y escapar.
"Cuando escaparon volvieron a atropellar por tercera vez a la mujer policía", dijo el jefe policial, quien se mostró sorprendido por "tanta saña".
Las dos mujeres fueron auxiliadas por vecinos que vieron lo que sucedía y llamaron a una ambulancia que trasladó a ambas al Hospital Arturo Oñativia, de Rafael Calzada.
Por la gravedad de las heridas, la oficial González fue trasladada a otro centro asistencial y, luego, al Centro Médico Integral Fitz Roy, en el barrio porteño de Chacarita, donde esta mañana permanecía internada.
Según las fuentes, la mujer sufrió un fuerte traumatismo de cráneo, fractura de clavícula, doble fractura de pelvis, doble fractura de fémur y fractura de húmero, entre otras lesiones.
Familiares de la mujer pidieron hoy que los testigos que observaron lo que sucedía se presenten a declarar en la causa, ya que tanto el auto como los delincuentes aún no fueron hallados.
"Nos dijeron que en el lugar había cámaras de seguridad municipales pero que ninguna funciona. Estamos desesperados y pedimos que quienes hayan visto algo se presenten a declarar", dijo esta mañana Alberto González, papá de la mujer policía.
Un hermano de la mujer policía explicó, en tanto, que los investigadores policiales le aseguraron que esas cámaras de seguridad no funcionan desde el 2013 y que "las pocas que funcionan, filman lo que ocurre en el momento pero las imágenes no quedan grabadas".
"Queremos que encuentren a estos malparidos", dijo Maximiliano, hermano de la mujer atropellada.
En tanto, el comisario general Matzkin se hizo presente esta mañana en el centro asistencial donde permanece internada la oficial González "para estar al lado de la familia en cuanto a todo lo que sea necesario".
"Ella estaba franco de servicio y con su uniforme, después de haber cumplido su trabajo en el CPC de Avellaneda. Regresaba a su domicilio junto con su tía y en forma irracional hubo alguien que embistió a ambas", dijo el jefe de la policía bonaerense, quien agregó que "las dejaron realmente abandonadas entra la vida y la muerte, para luego darse a la fuga".
Matzkin agregó que "todos los organismos de investigación de la fuerza están trabajando para lograr atrapar" a los delincuentes que participaron en el hecho, de quienes dijo que "actuaron con un total desprecio por la vida".
El hecho está en manos de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 15 de Lomas de Zamora, a cargo de Román Baccini.Read more

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.