Una vez más organizaciones políticas, civiles y vecinos se movilizaron en la octava Marcha de la Gorra, que se realizó ayer desde las 18 en Córdoba.
La movilización partió desde La Cañada y Colón, en el marco del 25° aniversario de la Convención Internacional de los Derechos del niño, niñas y jóvenes. Bajo la consigna “Más vale gorras embrollando, que la Policía matando”.
“A la Marcha nunca llegamos solos, nos acompañan organizaciones sociales, espacios comunitarios, bibliotecas, grupos de jóvenes, agrupaciones políticas, partidos políticos, escuelas, centros de estudiantes y muchas personas inquietas. Todas movilizadas por la anulación de un Código de Faltas inconstitucional y por una institución policial que nos golpea con desapariciones y asesinatos, persecuciones y hostigamientos. Motivos nos sobran para salir y no queremos hacerlo solos, queremos que muchos más se suban a este colectivo porque el 20 de noviembre la calle es nuestra”, manifestaron los organizadores.
Un unificado reclamo contra el código de faltas que criminaliza a la pobreza y genera miles de detenciones arbitrarias en toda la provincia, fue el que atravesó a los asistentes que como desde hace 8 años se manifiesta.
Desde el 2011 las jornadas “alto embrollo”, reúnen diferentes expresiones culturales  organizadas durante los meses previos a la Marcha de la Gorra.
Se muestra allí “a través de muestras de fotos, flash cultural, música, murales e intervenciones, jornadas de reflexión literaria, campeonatos de fútbol. Interpelamos acerca de quiénes somos, qué hacemos y quiénes queremos ser”, señalaron los organizadores.
El Colectivo de Jóvenes por Nuestros Derechos es una organización social juvenil de la ciudad de Córdoba que nace en el 2007 como respuesta y propuesta organizada por jóvenes de sectores populares a las problemáticas que nos atraviesan. El abuso de las fuerzas de seguridad constituyen la principal preocupación.
“Es por eso que cada año más de 60 organizaciones sociales y políticas, decidimos discutir y pronunciarnos ante las políticas de seguridad que criminalizan la vida de los y las jóvenes. Exigimos la derogación del Código de Faltas, una participación efectiva y real en la toma de decisiones sobre nuestro presente y futuro”, añadieron mediante un comunicado.
Los organizadores denunciaron que en Córdoba un joven detenido cada 7 minutos en la provincia, y se registran 80 mil detenciones anuales a jóvenes. Además, se repudió por los al menos 8 chicos asesinados por la Policía en casos de gatillos fácil.
La movilización se produce en el momento en que la Legislatura discute modificaciones al Código de Faltas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.