En una conferencia de prensa que brindó este lunes, Berni dijo que se llevó a cabo una “excelente investigación” que incluyó “más de 300 horas de análisis de cámaras de seguridad”, “interceptaciones telefónicas de llamados” y “mucho trabajo de seguimiento y de campo”, todo ordenado por el fiscal federal de Tres de Febrero Paulo Starc y el juez Federal de Morón Daniel Gutiérrez.Según el funcionario, fueron detenidos “dos autores materiales, partícipes del secuestro” de Raimundo Segundo Tevez, “una mujer vinculada al hecho” y “el cabecilla que entregaba las armas a esta banda para que salga a delinquir”.

En tanto, hay dos prófugos que ya fueron identificados y que se trabaja para localizar.

Berni aseguró que los integrantes de la organización tienen antecedentes penales y que el sindicado proveedor de armas había estado detenido por portación ilegal de armamento y hace cuatro años mantuvo un enfrentamiento con la policía, por el que le quedó con una herida en una pierna.

“Es gente peligrosa”, añadió Berni, quien dijo que la banda se dedicaba al robo y posterior venta de vehículos.Los arrestos a los que el secretario de Seguridad se refirió hoy se realizaron el fin de semana en el marco de la causa iniciada en julio pasado cuando delincuentes secuestraron al padre del futbolista en el partido bonaerense de Morón durante el robo de su camioneta.

Las aprehensiones las efectuó personal de la División Antisecuestros de la Policía Federal, uno de ellos en uno de los pasillos de la villa Los Rusos, de la localidad de Ciudadela, en el oeste del conurbano. y otros dos en la villa Fátima, en el barrio porteño de Villa Soldati.

En tanto, el restante se realizó en El Palomar, donde fue localizado el sindicado encargado de proveer las armas de fuego que se usaron durante el secuestro.

El padre de Tevez fue secuestrado cerca de las 7 del 29 de julio, cuando circulaba en su camioneta Dodge Journey por la Autopista del Oeste hacia su trabajo como maestro mayor de obras por al menos tres asaltantes armados que le cruzaron un VW Passat, lo obligaron a bajarse y le robaron el vehículo, el dinero que llevaba y los documentos. Tevez caminó una cuadra en busca de una remisería, pero los ladrones, que habían leído el apellido en la cédula verde de la camioneta y se dieron cuenta que era padre del futbolista, volvieron a capturarlo.

Los secuestradores pasaron a Tevez al Passat y dieron varias vueltas por la Capital Federal, hasta que lo liberaron a seis horas de su captura luego de que un familiar pagó 400.000 pesos de rescate, cerca de las avenidas General Paz y San Martín.

 

Télam

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.