Foto: Reuters / Archivo

0

Hoy, las dos Coreas celebran a su modo el 64 aniversario del fin de la guerra civil que duró tres años y que causó estragos en ambas naciones, que hoy continúan en tensión. Corea del Norte decidió hacerlo con una nueva amenaza al gobierno de Estados Unidos , liderado por el republicano Donald Trump .

“Solo hay una salida para Estados Unidos y es terminar con esa política hostil y anacrónica hacia la República Popular Democrática de Corea y arrodillarse y pedir perdón a su Ejército y a su gente”, publica el diario Rodong Sinmun, órgano del régimen de Pyongyang, en su editorial.

El texto también asegura que Washington no comprende que el estatus estratégico de Pyongyang ahora es distinto por el desarrollo de su programa nuclear y de misiles balísticos, de acuerdo con lo publicado por el diario El Mundo.


Foto: Reuters

Foto: AP

Pese a que hoy ambas naciones asiáticas recuerdan el alto el fuego firmado en 1953, la nación liderada por Kim Jong-un conmemora esta fecha, fiesta nacional en Corea del Norte, como el “Día de la victoria”, en una manipulación de los hechos para ver fortificado el rol del país.

Analistas y funcionarios internacionales están atentos a los pasos del régimen, en tanto consideran que Pyongyang podría planear otro lanzamiento de misiles como parte de la efeméride, justo después despliegue balístico de la semana pasada cerca de la localidad de Kusong.

Es justamente en los alrededores de esta zona que Kim Jong-un suele realizar sus lanzamientos, que llegaron a un punto preocupante el 4 de julio pasado, cuando en medio de las celebraciones en Estados Unidos por el Día de la Independencia pusieron en actividad el Hwasong-14, su primer misil balístico intercontinental (ICBM) que podría llegar a territorio estadunidense.

Por su parte, Corea del Sur , que también celebra esta fecha, realizó la semana pasada una oferta de diálogo para bajar la tensión. Sin embargo, no obtuvo respuestas del vecino del norte.

En esta nota:Corea del NorteEstados UnidosCorea del SurWashingtonKim Jong-unDonald Trump


Ultimátum de Corea del Norte a Donald Trump: EE.UU. debe “arrodillarse y pedir perdón”
inter