Nicolás Maduro liberó a siete presos políticos.

0

Nicolás Maduro apuró hasta la madrugada del último día del año para ordenar la libertad de siete presos políticos, incluido el ex candidato presidencial Manuel Rosales, uno de los enemigos históricos de Hugo Chávez. Entre los liberados también se encuentran una tuitera que llevaba 858 días encarcelada, un editor de prensa, tres jóvenes arrestados en los campamentos de protesta de 2014 y el vigilante de seguridad de una ONG.

Con las liberaciones de hoy suman 16 los presos excarcelados desde que se iniciaron las negociaciones entre gobierno y oposición, con la mediación del Vaticano y de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur), representada por los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Martín Torrijos (Panamá) y Leonel Fernández (República Dominicana).

Alfredo Romero, director ejecutivo de la ONG Foro Penal, atribuyó también estos excarcelamientos a las gestiones realizadas por monseñor Aldo Giordano, nuncio apostólico en Caracas, y por la embajada de España. “Quedan 103 presos políticos (en cautividad). Seguimos esperando que en el transcurso del día liberen a más personas”, añadió Romero, quien añadió que todos ellos no gozan de libertad plena, ya que mantienen presentaciones periódicas ante el tribunal y prohibición de salida del país.

“Le informo al pueblo de Venezuela que he sido puesto en libertad junto a otros presos políticos”, escribió Rosales, ex gobernador de Zulia y exalcalde de Maracaibo, en sus redes sociales. La liberación de Rosales, quien regresó del exilio en octubre de 2015 y permanecía en arresto domiciliario desde el 19 de octubre, estaba cantada. Su partido, Un Nuevo Tiempo (UNT), informó que iba a permanecer en la Mesa del Diálogo entre el gobierno y la oposición, sabedor de que la puesta en libertad de su líder era inminente. La Unidad Democrática ya ha anunciado, en cambio, que no comparecerá a la sesión plenaria del 13 de enero, pero que sí mantendrá el diálogo abierto con el Vaticano, en busca de que el gobierno cumpla lo ya acordado.

Hugo Chávez derrotó a Rosales en las elecciones de 2006 por más de tres millones de votos, pero desde el primer día de la nueva legislatura le convirtió en el gran enemigo por derrotar. En 2008 le denunciaron por enriquecimiento ilícito, lo que provocó su posterior exilio, primero a Perú y luego a Panamá.

Las mayores muestras de alegría se produjeron en las puertas del Helicoide caraqueño, la siniestra sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin). Los abogados del Foro Penal recibieron a los jóvenes Nixon Leal, Yeimi Varela, Ángel Contreras, Gerardo Carrero y Skarlyn Duarte tras más de dos años de cárcel. Uno de los casos más llamativos es el de Skarlyn Duarte, bailarina de danzas latinas y tuitera, que fue acusada de amenazar a funcionarios bolivarianos a través de las redes sociales.

Leal, Carrero y Contreras cayeron en manos de la Policía durante la gran redada efectuada en mayo de 2014 contra los campamentos instalados en Caracas frente a un edificio de Naciones Unidas y en la Plaza Sadel. Desde entonces han permanecido encarcelados. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitió en 2015 medidas de protección a favor de Carrero, tras las denuncias por torturas y tratos inhumanos presentadas ante la Fiscalía. El Grupo de Trabajo sobre detenciones arbitrarias de la ONU calificó la detención de Leal como arbitraria.

Varela, en cambio, ejercía como vigilante jurado en la sede de la ong Un Mundo Sin Mordaza, allanada ese mismo año. Pese a ser el sostén de su hogar y pese a sufrir varias enfermedades, ha permanecido en prisión hasta ahora.

El último liberado fue el polémico editor Leocenis García, a quien el gobierno le expropió en 2015 su grupo informativo, Sexto Poder. García agradeció las “gestiones de los mediadores de la oposición en la Mesa del Diálogo y las del presidente Zapatero. Y al nuncio (Aldo Giordano)”.

En esta nota:Hugo ChávezNicolás Maduro


Nicolás Maduro despidió 2016 liberando a siete presos políticos
inter